A pesar de los retos y pruebas

La salud y el bienestar, aunque evidentemente están conectados, son dos cosas distintas.

La buena salud hace referencia a la forma que ocupamos, a nuestro cuerpo, pero el bienestar hace referencia a ... ¡al ser! Podemos tener un cuerpo sano, pero no estar bien en el ser. Sin embargo, con el tiempo, el malestar del ser probablemente se traducirá en una salud que irá deteriorando la forma que ocupamos.

Ahora sabemos que si cuidamos de nuestro bienestar será más probable que ello tenga un efecto positivo en la salud de nuestro cuerpo, e incluso puede estimular la curación de muchas de nuestras dolencias.

Nuestro bienestar es primordial, pero sabemos tan poco sobre lo que significa «estar bien» y cómo «mantenerse bien» en el ser, que damos prioridad a nuestra salud física y casi ignoramos el bienestar del ser.

Hay muchas formas de valorar y evaluar el bienestar del ser. El bienestar del ser se define por la calidad de nuestros pensamientos y actitudes, los niveles de nuestra felicidad y satisfacción, la solidez de nuestra capacidad de conectar amorosa y compasivamente con los demás, la estabilidad de nuestros sentimientos y hasta qué punto sentimos que controlamos nuestras decisiones.

En este sentido, nosotros somos nuestro propio laboratorio. Ser capaces de ver y determinar las cusas de cualquier pérdida de bienestar y saber cómo hacer que nuestro ser recupere el bienestar son las principales capacidades de quien sabe estar bien cuando quiere, mantenerse bien esté donde esté y seguir bien a pesar de los retos y pruebas que la vida nos plantea a diario.

Extracto del libro:
El sistema inmunitario del alma.
Cómo liberar tu ser de todo tipo de enfermedades
Ed. Gavisus
Mike George

Comentarios. 1

Argentina E.G.S., 2020-09-16 12:48:41
Buenas días desde Guatemala: Muchas gracias por este espacio porque me esta permitiendo adquirir conocimientos y practica para ser.
3000