Espiritualizar mi vida e inspirar a otros

Una manera de salir de los conflictos es dejar de luchar contra mis problemas y comenzar a ayudar a otros en situaciones peores, a través de la verdadera entrega de mis cualidades positivas.

La autoestima tira del mantel que está debajo de la arrogancia, que no puede permanecer debido a la fuerza que posee la profunda comprensión de los aspectos positivos del ser.

Yo tengo que ser mi propio amigo para ser un verdadero amigo de los demás. Sin autoestima, no sentiré que los otros son mis amigos de verdad; sino solo conocidos que entran y salen de mi vida.

Al tener conciencia de que soy un protector, el apego no crea cuerdas que me aten al suelo. Si yo siento amor incondicional –no solo por una o dos personas, sino que tengo el corazón abierto a todos– podré permanecer por encima de los problemas que se generan en las relaciones dependientes.

No tengo solo un amigo. Puedo compartir mi amistad con todos. El camino para asumir el poder tiene lugar al llenar de comprensión al ser, al espiritualizar mi vida e inspirar a otros a hacer lo mismo.

A medida que me vuelvo más completo, los deseos negativos no solo disminuyen, sino que se detienen. En consecuencia, los conflictos cada vez tienen menos razones para surgir.

 

Extracto del libro:
La última frontera.
Un viaje por la conciencia humana
Ed. Brahma Kumaris
Ken O’Donnell

 

Comentarios. 1

Jesús Mujica, 2021-11-06 19:23:35
Excelente su trabajo. Qué Dios les bendiga
Jesús y Evelia
Buenos Aires
3000