Casoo | unique casino | SpinSamba | casino estrella | MaChance

lasalasespiritu big

Las alas del espíritu
Liberar la identidad espiritual

Dadi Janki

Editorial HCI
ISBN: 1-55874-782-6
N. págs. 158
Formato: 214 x 140 mm

La misión de la vida de Dadi Janki ha sido edificar en su interior la experiencia de Dios y compartirla con el mundo. Este libro cautivador revela su serena sabiduría acerca de la naturaleza esencialmente espiritual del ser y de cómo esa verdad puede aplicarse y mantenerse en la vida cotidiana. Está agrupado por varios temas: Espiritualidad en la vida cotidiana; Dios; El mundo; Meditación; El arte de vivir; El viaje personal de Dadi; Ángeles.

 

¿Es posible perdonar y olvidar?


Sí, pero tiene que ocurrir al revés. Primero tienes que olvidar. Sólo así tu perdón será real.

Nunca serás capaz de perdonar realmente un incidente o situación si tu corazón o tu cabeza siguen aferrándose a ellos.


Tienes que ser capaz de soltarlos. Tienes que ser verdaderamente capaz de olvidar, hasta que parezca que no ha sucedido nada y que no sabes nada del asunto.


I Recordar


No obstante, alcanzar este nivel de "olvido" no es tanto una cuestión de olvidar como de recordar.


Necesitamos recordar algo totalmente diferente; es decir, qué significa ese incidente en nuestra vida, ahora.


Este es el esfuerzo que se requiere cuando una situación que quieres olvidar se te presenta de frente. Dile una y otra vez: "Muy bien, ¿pero qué tiene que ver conmigo todo eso, aquí y ahora?"


II Nuestro deber


De hecho, ni siquiera me gusta utilizar la palabra "olvidar". El mismo proceso de tratar de olvidar algo hará que lo sigas recordando.
¿Por qué deberías hacerte una cosa así?


Es nuestro deber recordar muchas cosas, como nuestra propia dignidad y divinidad, por no hablar de la de los demás.


"Olvidar" no es el problema. "Olvidar" no es nuestro deber. Nuestro deber es recordar.

 

¿Cómo equilibro los objetivos espirituales con las responsabilidades mundanas?


Es importante, incluso cuando se recorre un camino espiritual, honrar todos los objetivos y compromisos de tu vida.


No obstante, existe un secreto para cultivar tu propósito interior y al mismo tiempo ser responsable para con el mundo.


El foco de atención interior


El secreto es empezar con el foco de atención interior, el positivo y puro estado mental que conlleva la autosatisfacción, o, también podríamos decir, la autorrealización.


Así pues, la idea es utilizar ese tipo de energía para cumplir con todas tus obligaciones.

Es una cuestión de calibrar la energía que pones en tus objetivos.


Empieza por comprender que tu primer propósito en esta vida es realizar y liberar la dignidad de tu divinidad.

A continuación, deja que esa experiencia sea la fuerza motriz que impulse todo lo que hagas.


Aquí tienes un ejemplo. La paz es una de las principales cualidades de nuestra verdad divina. Por ello, siempre que dispongo de tiempo, aunque sólo sean unos instantes, siempre trato de llegar a esa verdad y llenarme de esa paz. El sentimiento es que en el interior se ha almacenado o acumulado paz. Es algo tan poderoso que, de hecho, acumular paz se ha convertido en mi pasatiempo favorito.


Esta paz es la que utilizo para cumplir con el resto de mis obligaciones.