Autocontrol: claridad y perspectiva

A medida que practicamos el arte de la autoobservación, empezamos a desarrollar la habilidad de separarnos del objeto observado. Es decir, mi verdadero yo, el ser o la conciencia son capaces de observar sus creaciones: pensamientos, sentimientos, emociones... sin identificarse con ellos.

Esto es clave para darnos cuenta de que yo no soy el patrón o el hábito que estoy observando. Me puedo separar, observarlo y desidentificarme. Este paso es fundamental para iniciar un proceso de transformación profundo de nuestros hábitos.

La base para soltar y renunciar al hábito de controlar es confiar. Sin embargo, vivir desde la confianza no es algo trivial ni inmediato. Requiere revisar nuestros planteamientos internos y las creencias que nos gobiernan.

La necesidad de controlar personas, acontecimientos y situaciones surge de una profunda inseguridad interna. Nace del ego lleno de soledad y ansiedad existencial, necesitado de apegos, soportes y apoyos externos.

La paradoja es que, en realidad, el sentimiento de control es una necesidad legítima de nuestra conciencia. El error es que, simplemente, hemos desplazado el foco del control a una dirección totalmente equivocada, hacia todo aquello exterior a nosotros.

Nuestra esencia, nuestro ser verdadero, quiere sentir control. Sin embrago, el gran descubrimiento, que a su vez nos ayudará a conseguir nuestra noble meta de una mayor calma interior, es que el control que necesitamos es el de nuestro propio espacio interior. Es decir, lo que anhelamos es tener autocontrol.

La persona que desarrolla un mayor dominio de su espacio interior, que es capaz de mantener en un relativo orden el mundo de sus pensamientos, sentimientos y emociones, que es capaz de decidir desde la claridad y la perspectiva, y no desde los impulsos reactivos del ego..., esa persona desarrolla de modo natural la virtud de la confianza. Es decir, siente confianza en sí misma, porque sabe de su capacidad de dominio y control de su propio espacio interior.

Extracto del libro:
Arquitectura de la calma
Una guía práctica para encontrar la serenidad y el equilibrio interior
Ed. Luciérnaga
Vicenç Alujas y Guillermo Simó

Comentarios. 2

Maria teresa, 2021-11-26 14:55:49
Mil gracias por este artículo tan maravilloso....hasta hoy descubri estos artículos...mil gracias y muchas bendiciones por ayudarme en mi crecimiento espiritual....namaste
3000