Avanzar en la dirección correcta

El buen liderazgo se basa en habilidades ocultas como los sentimientos puros, la fe y la confianza. Gracias a estos la mente y la tarea avanzan en la dirección correcta.

Equivocarse es humano, pero si tienes elevadas esperanzas depositadas en alguien, los errores pueden eliminarse. Dudar de las personas tiene exactamente el efecto opuesto.

Creer en alguien, expresar sentimientos de confianza, no decirle lo que tiene que hacer, pero ponerse a un lado y observar con fe, esto es lo que permite que una tarea se realice de la forma correcta.

Para cultivar estas habilidades espirituales, deberías evitar toda presunción, aprender a ser sensible y permanecer alerta. Así mismo, es bueno cuidar tu propia salud espiritual. Y, cuando falte algo, evita mirar a los demás; mira en tu interior, ve lo que queda por hacer y hazlo.

Extracto del libro:  
Compañera de Dios  
Palabras y sabiduría de una de las grandes líderes espirituales del mundo  
Ed. Brahma Kumaris  
Dadi Janki

Comentarios. 0

3000