Donde reside el verdadero poder

El poder de la cooperación es natural: en este planeta no podría existir nada sin él. ¿Cómo podríamos prosperar los seres humanos sin la cooperación de los árboles, las plantas, el aire, la tierra y la luz del sol? En el reino de la naturaleza se pueden ver muchos ejemplos de cooperación mutuamente beneficiosa.

Vivimos en una sociedad que no existiría si no hubiera cooperación. Aunque no funcione todo lo bien que debería, cada uno de nosotros presta un servicio muy necesario para los demás; hospitales, panaderías, tiendas, escuelas...

La cooperación con el mundo exterior es fácil cuando nos posicionamos con confianza y humildad, dejando espacio para que los demás puedan entrar y crear con nosotros. Entonces, las personas están abiertas, son tolerantes, y sienten que pueden confiar.

Si queremos que una tarea compartida sea un verdadero éxito, deberá ser satisfactoria para todo el mundo: todos los implicados necesitan ver sus beneficios y sentirse realizados, además de honrados por haber desempeñado un papel en ella.

Puede que a la persona más importante se la considere un líder pero un líder genuino es el que puede facilitar esa participación apreciativa y ese sentimiento colectivo de honor. La cooperación se obtiene con la confianza: la confianza facilita la integración y la unidad.

Cuando la mente se siente en paz podemos cooperar con cualquier cosa o persona. Nos convertimos en seres libres, con nosotros mismos, con Dios y con el juego de la vida. Ahí es donde reside el verdadero poder.

Extracto del libro:
La búsqueda del bienestar.
Utiliza tus ocho poderes
Ed. Brahma Kumaris
Anthony Strano

 

Comentarios. 0

3000