¡Un descubrimiento tan bonito!

El secreto de vivir de dentro a fuera consiste en llegar a conocernos a nosotros mismos otra vez, internamente, y en recuperar la capacidad de recurrir a la energía de nuestra verdad interior. ¡Entones podemos ser libres!

Recordar que, originalmente, soy un espíritu libre es la llave para conseguir la libertad. Recordar que puedo acudir a una fuente ilimitada de amor, sabiduría y felicidad cuando dejo de buscar estas cualidades en el mundo exterior y, en cambio, pongo la atención en mi mundo interior.

Yendo hacia dentro, retiro mis pensamientos del mundo exterior, incluso del cuerpo, y me concentro en mi identidad interna, espiritual. Pienso en la esencia del “yo”, como un pequeño punto o una estrella, sin dimensiones en términos de tiempo y espacio, pero situado detrás de los ojos; como un centro de consciencia.

Entonces, noto una sensación de transcendencia de la realidad material y de acceder a un reino de paz, que es mi hogar original y también la casa de Dios, quien es también un punto o una estrella, sin dimensiones, radiante con el poder de la verdad, un ser ilimitado y eterno.

Cuando mi consciencia llega a esta etapa y a este conocimiento incorpóreo, tengo la posibilidad de establecer una relación con Dios, y esto me conduce a un nivel superior de energía interior. Cada vez que recuerdo a Dios la relación se vuelve más y más profunda. ¡Es un descubrimiento tan bonito saber que puedo visitar al Alma Suprema, internamente, siempre que quiera!

Extracto del libro:
De dins a fora.
Viure, aprendre i estimar millor
Ed. Brahma Kumaris
Dadi Janki

Comentarios. 1

3000